Mirar de otra forma los problemas es mucho más sano


Hay muchas maneras de ver lo mismo. Cuando tiene color y formas no habituales todo parece gustar mas.

Es lo mismo, pero distorsionado, observado desde otro espacio de calma, de suavidad, de tranquilidad.

Relajemos nuestra mirada, intentemos que lo que estamos viendo nos produzca sorpresa. 

Y saboreemos el momento. Es simplemente buscar la tranquilidad.