Rescoldos de vidas pasadas ya quemadas



Negro cuarteado de piel morena. Escamas agotadas que ya no piden más que aire que las mueva y se las lleve. Abandono y soledad tras ser una vida entera de madera. 

¿Qué queda? Ni las formas. 

Si acaso el espacio que ocupa la presencia de “otra” cosa distinta a la que fue.

Esto mismo nos sucede a todos.