Ana Palacios y su mundo social en fotografías


No todos los fotógrafos podemos ser artistas, no es tan sencillo pasar de entender la fotografía a dominar con ella —como herramienta— el Arte en su conjunto para expresar, modelar historias, hablar y escribir con las imágenes, dominar el teatro de las escenas. Ana Palacios, fotógrafa zaragozana lo consigue sin ninguna duda.

Trabaja sobre todo las imágenes sociales, muchas veces los documentos muestran imágenes duras de la vida dura, pero para los ojos de los occidentales, y posiblemente no tanto para los que aparecen en esos documentos, que saben soportar las necesidades con más alegría que nosotros soportamos lo que nos rodea, que son siempre lujos para estas personas.

No son fotografías periodísticas pues ella misma no quiere que lo sean, son simplemente retazos de la vida real, de la que no vemos si seguimos en el sofá, pero que existe. Y son también fotografías de espacios, de lugares con sus barros y herrumbres. Nos muestra el ambiente que rodea a las personas y nos deja hablar con ellas desde la mirada, y desde la comodidad de nuestro mundo. 

Permitir que esos mundos no logren mejorarse como ellos mismos quieran, es un drama que soportamos entre todos con enorme disimulo. Al menos Ana Palacios nos los reflota por los morros para que no nos olvidemos que existen. Su rasmia le ha llevado a buscar estos mundos pudiendo elegir otros mucho mejores.