A casi nadie le importamos una mierda, pero no pasa nada


¿Tus problemas, tus mierdas? A nadie le importan. Bueno, a casi nadie…, de acuerdo. A muchos menos de los que tú te imaginas. Algunos te aguantan si no les vas con muchos temas, disimulan y se comportan con una pizca de humanidad. Pero para muchos de los demás, tú no eres nadie.

Tú en cambio para ti… eres el único que tienes para cuidar de muy cerca. Así que ámate, y ama a los demás para intercambiar amores e importancias.

Recuerda, un abrazo de menos de ocho segundos es un abrazo sin ninguna importancia.