Decorar las calles para apoyar la lectura y la imaginación


Decorar los paseos es una buena actividad urbana para poner amabilidad en las calles, sobre todo en tiempos de tanta queja manipulada y manipuladora. Si además promocionan el leer, el imaginar mundos diferentes, el hacer volar nuestros sueños para creer que es posible volar y conocer nuevos mundos.