Barcelona que mira y se deja mirar por las tardes


Pasear siempre es descubrir. Aunque hayas pasado mil veces por el mismo espacio. La luz, los movimientos, tu posición, tu estado de ánimo te muestra unas cosas u otras. Por eso andar mirando, pasear observando, siempre nos devuelve algo diferente a lo ya visto.

San Pedro el Viejo en Huesca y sus calmados paseos


Para la fotografía, para el Arte, para incluso sobrevivir en estos tiempos, se necesita la calma, la tranquilidad, incluso a veces la soledad elegida. Es el claustro de San Pedro el Viejo de Huesca. ¡¡Schiss!! tranquilamente paseemos un instante sin levantar polvo ni voces. Respiremos. Ahora ya, a seguir el camino.

Annie Leibovitz y su fotografía de escenas


La muy reconocida fotógrafa norteamericana Annie Leibovitz es además de una artista documental y reconocida fotógrafa de personas en sus ambientes, es también una precursora de la fotografía contemporánea sin apartarse mucho de la mirada histórica de sus ambientes, de sus composiciones. Podríamos estar arriba viendo una obra de Annie Leibovitz como así es, o una obra de Diego Velázquez retratando a una familia real. Fotógrafa casi pintora de personajes que quiere mostrar como simples personas, sus trabajos siguen ese camino de la expresión, del querer transmitir algo más que un momento o un gesto que todos ya conocemos de cada persona famosa.

-------


P. ¿Cuánto Photoshop utiliza? ¿Qué es la fotografía para usted?


R. En aquella primera época como fotógrafa, nada, no existía. Hoy en el mundo digital el cuarto oscuro es ya un ordenador y la demanda de imágenes contrastadas es incesante. Yo no hago fotoperiodismo, y en fotografía artística el retocado es necesario. Pero tengo una cosa clara: nada comunica como una verdad. La realidad es mucho más potente que el Photoshop. La gente cree que empecé fotografiando a los Rolling Stones porque me interesaba el rock, pero lo que me atraía, desde que estudié Bellas Artes y dejé la pintura, era la fotografía. Es un campo donde todo cabe. Y si te dedicas a fotografiar durante 50 años, no cambiar tú misma como persona sería lo raro. No cambiar es no haber vivido, ¿no?


Nota.: El texto superior es parte de una entrevista a El País de noviembre de 2021.




Teatro, fotografía, performance, poesía visual, danza


Hay poesía en muchas de las representaciones teatrales actuales, no todo se muestra con la facilidad de dar todo ya masticado, cocinado. Esta imagen es de un espectáculo del coreógrafo griego Dimitris Papaioannou en la obra Transverse Orientation donde trabaja la danza, el teatro y la poesía visual, la performance y la pintura en movimiento. 

Toros, escombros, agua, desnudos que semejan esculturas griegas, imágenes en movimiento que son fotografías que se van creando en el escenario sin que nadie las pueda fotografiar para guardar, pero sí para repensar e imaginar. Esta imagen publicada en El País es del fotógrafo Julián Mommert.

-----------

There is poetry in many of the current theatrical performances, not everything is shown with the ease of giving everything already chewed, cooked. This image is from a performance by the Greek choreographer Dimitris Papaioannou in the play Transverse Orientation where he works on dance, theater and visual poetry, performance and movement painting.

Bulls, rubble, water, nudes that look like Greek sculptures, moving images that are photographs that are created on stage without anyone being able to photograph them to save, but to rethink and imagine. This image published is off El País by the photographer Julián Mommert.

Gervasio Sánchez y el dolor a las mujeres


No hay ninguna duda de la calidad artística, fotográfica, periodística y humana de Gervasio Sánchez, que ahora ha publicado un libro titulado "Violencias, Mujeres, Guerras" donde nos muestra toda esa violencia a veces conocida y otras no tanto, que todos los conflictos armados ejercen sobre la mujer como objeto de manipulación, de tortura y presión hacia los hombres.

En esta imagen podemos ver a Mariatu Kamara en Sierra Leona en enero de 2001, con 15 años fue mutilada en 1999 de sus manos en una guerra donde cortar las manos, la lengua, las piernas o la cara era una práctica habitual de la guerrilla para meter miedo a los hombres y mujeres del otro bando. La guerrilla del Frente Revolucionario Unido de Sierra Leona generalizó su práctica a partir de 1995. Daba igual la edad. Algunas víctimas tenían meses.

El ser (casi) humano es capaz de hacer barbaridades casi imposibles de creer excepto que haya periodistas, fotógrafos que sean capaces de ir allí y mostrarnos el dolor y la animalidad que como personas somos capaces de hacer por nada. En este caso violencia contra la mujer para influir en los miedos de los hombres. Somos bestialmente humanos, pero muchas veces lo disimulamos muy bien.

No caigas al fondo, desde allí ya solo queda permanecer como poso



No caigas al fondo, desde allí ya solo queda permanecer como poso o escurrirte a la nada. Salir es muy complicado, volver a flotar casi imposible. Necesitas ayuda, no lo conseguirás solo. ¡Pídela! Tu oportunidad depende de saber solicitar ayuda y en poderla encontrar en otras personas.

Decorar las calles para apoyar la lectura y la imaginación


Decorar los paseos es una buena actividad urbana para poner amabilidad en las calles, sobre todo en tiempos de tanta queja manipulada y manipuladora. Si además promocionan el leer, el imaginar mundos diferentes, el hacer volar nuestros sueños para creer que es posible volar y conocer nuevos mundos. 

Por si no has visto Peñíscola, un detalle fácil de fotografiar



Hay paisajes fáciles, que se dejan fotografiar sin ninguna especificación añadida, que simplemente tienes que estar allí. Son espacios que enamoran a los que los visitan, sean turistas de lejos o de cerca. Lugares    que siempre están allí, como esperándote, para que a poco que cambie la luz, el cielo, el mar, te atrapen. Este es Peñíscola.

Los granos son peligrosos por lo que tienen dentro


La suciedad de los granos no es la que sale, sino la que se queda dentro. Sucede como con las ideas, con los sentimientos, con las sensaciones no expresadas.

Lo peligroso no es lo que se ve, sino lo que se esconde dentro del silencio. Si no sacas el pus, se multiplica por dentro y te come las ideas buenas.

No te fíes de la naturaleza, al final te matará

            


                    Penetrar

Entrar.

                             Acceder.

                                          Introducir.

                                             Hincar.

                                                                        Invadir. 

    Encajar.

                                                               Implantar




¿Unas florecillas de otoño para respirar profundamente?



¿Unas florecillas de otoño para respirar profundamente? La naturaleza siempre nos muestra lo complicado que es ser natural, repetir lo que ya está creado. Son como pequeños milagros irrepetibles.



Si ya eres un palito roto… cáete en silencio y descansa


De acuerdo, te estoy viendo. Eres un pequeño palito. ¡Sí! ¿Y para qué estas tieso si ya no te queda función? ¡Cáete y descansa!… pero con dignidad y en silencio. 

Somos unos retorcidos. Y caeremos al suelo ya doblados


Somos unos pequeños retorcidos, buscamos la vuelta para encontrar el punto débil de los otros y el fuerte para nosotros. Nos importa menos la salvación que el poder entrar y arañar.

Por muy erguidos que nos creamos, todo es cuestión de edad. Al final se nos curvará la figura y nos delatarán las heridas sufridas.

Y para entonces, ya habremos quedado en el suelo, y si hemos sido unos retorcidos, nadie nos vendrá a rascar las heridas.

¿Sufren los post-it si no les prestamos atención?


Podemos quedan envueltos entre trocitos de nada, de pequeños item amarillos que ellos por sí mismos no son nada pero reunidos, pueden ser una idea, un trabajo, una tarea. Nos atenazan, nos sujetan a la silla, pero son débiles.

Unidos todos, podrían rebelarse contra nosotros y lo saben. Por eso intentan no caerse al suelo, para no quedar revueltos y convertirse en más nada todavía.

Su sentido es estar en su posición, uno junto al otro, ayudándose, sujetándose entre ellos y esperar a que osemos mirarlos en algún momento.

¿Sufren los post-it si no les prestamos atención?

Nos vamos escondiendo de todo, y además de forma alegre


Estar absorto en tiempos de pandemia tiene su punto interesante. Te intentas olvidar de las penurias posibles, de los miedos si los llevas encima, de los temores a los contagios. Lo malo es si te pones a mirar datos, quejas o noticias del asunto.

Vivimos escondidos en mascarillas, escondidos detrás de las pantallas del teléfono, escondidos de la vida real. Y vamos multiplicando esas formas de comportamiento escondido. Y nos estamos acostumbrando de forma incluso alegre.

Tacones no tan lejanos, para recordar


Cuando el tiempo vence la resistencia de la frescura y la vida, cuando se empieza a torcer la vitalidad y se nos van cayendo las hojas de la vida poco a poco, siempre nos quedará en el recuerdo aquellos pasos insinuantes que dimos por los caminos, olvidándonos que algún otro día y sin casi darnos cuenta, nos convertiríamos en hojas secas.

Siempre nos quedarán los buenos recuerdos, mientras haya memoria.

Paseando por Marruecos un febrero cualquiera


Paseando por el puerto - 2004 - Marruecos


Nota.: Como me ha recordado un lector, sí, es Esauira o Essaouira en un viaje fabuloso ya hace unos años, en donde me conquistó Marruecos. Marruecos en un país que te encanta o lo aborreces. No hay término medio. Super amables con los turistas, casi en exceso, tranquilo y seguro, y que sin duda ofrece unas miradas tan tremendas que te asombras, sobre todo si te vas hacia el Sur y si te dejas llevar sin miedos por sus lugares menos visitados.

Series fotográficas que ponen en valor el trabajo del Arte Sencillo


Las series de fotografías son las que dan valor al trabajo fotográfico. Pueden convertir en muy interesante el trabajo fotográfico, al sumarse de la misma temática decenas o centenares de fotografías sobre el mismo tema. Este es el trabajo de los norteamericanos Karla y James Murray que simplemente van buscando por las calles de New York fachadas de tiendas antiguas que todavía sobreviven en el siglo XXI.

Por sí solas no serían unas fotografías especiales, pero reflejan un conjunto muy interesante pues nos trasladan a otros tiempos viejos, vistos desde la óptica actual. Todas ellas con el añadido de alguna persona que de vida a los espacios casi inertes ya.

Llevar 30 años con la misma temática sirve además para dominar los puntos de vista, los momentos correctos, la luz, los encuadres. Y sobre todo sus imágenes, sus fotografías son los últimos testidos de comercios que van muriendo con los años, el recuerdo de algo que sirvió para dar vida a unas calles, a un barrio.

Hace varias décadas en Zaragoza hizo un trabajo similar el fotógrafo ya desaparecido Ángel Duerto Oteo

Cámara fotográfica compacta, réflex o teléfono de alta calidad?


Una duda que tenemos todos los fotógrafos aunque tengamos respuestas más o menos claras, es sobre el futuro de la fotografía digital, referida al tipo de herramientas que vamos a emplear para hacer fotografías. ¿Cámara réflex, cámaras sin espejo con objetivos intercambiables, cámaras compactas puras y pequeñas, teléfono móviles?

De entrada y sin hacernos trampas con la respuesta hay dos cosas claras. No es lo mismo hacer fotografías que ser fotógrafo. Para hacer fotografías los nuevos móviles son más que suficientes para casi todo tipo de imágenes. Si buscas cazar el instante, guardar el momento del viaje, incluso conservar un recuerdo o hacer una buena fotografía de algo que te está atrapando, un buen teléfono móvil es suficiente. Ahora mismo, sin esperar al futuro.

Y si nos ponemos a pensar un poco hacia atrás y comparamos las fotografías que se podían hacer hace diez años, o incluso seis años con una cámara digital compacta, resulta que hoy los teléfonos móviles nuevos son mejores, ofrecen mejores imágenes que als compactas de hace 5 años.

Otra cosa es que seas fotógrafo, lleves normalmente varios objetivos para diversas ocasiones, para imprimir tu propio punto de vista ante la escena, para llevarte a casa a tu laboratorio digital la mejor calidad, pues si es así, todavía a los teléfonos móviles les queda un camino que recorrer.

Los teléfonos móviles tienen varios problemas, algunos de complicada solución incluso con IA. El principal es el propio tamaño óptico del objetivo, incluso del sensor. No hay espacio y resolver eso no es fácil. El otro es el propio sistema de agarre de la cámara. Un teléfono móvil todavía no está diseñado para hacer fotografías, y sí para llamar por teléfono o para ser utilizado como una pequeña tablet.

Todavía hoy las cámaras compactas de precio medio o alto son mejores que un teléfono móvil. Pero el camino de la fotografía digital es muy posible que se vaya hacia el campo de la telefonía. 

La propia Sony nos dice que sus mejores cámaras compactas, las de la seria RX100 lleva anclada en el modelo VII más de dos años. Su modelo estrella en compactas no encuentra camino para evolucionar. 

En cambio Sony están sacando teléfono móviles con un sensor de 1 pulgada como el de estas cámaras en cuanto a tamaño, el Xperia Pro-I. ¿Indica esto algo?

Pues depende de los consumidores. Queremos teléfonos planos, con un buen objetivo y un gran sensor, y eso de momento las leyes de la óptica lo impiden. Si deseamos tener eso el objetivo necesita sobresalir de su espacio continente. O tenemos que recurrir a la IA (Inteligencia Artificial) o a tener menos megas en la imagen pues tenemos que meter un objetivo más pequeño que solo sea capaz de cazar el centro de lo que el sensor puede ver. 

¿Y qué me compro pues? 

La respuesta es al revés. 

¿Y para qué quiero yo la cámara de fotos? 

Sin salirnos de la marca Sony (que podríamos haber elegido otra, pero esta tiene teléfonos y cámaras) podemos ir a una HX99 de gran calidad de un zoom óptico 24x720 mm y se queda sobre los 500 euros, o la estrella RX100 VII con zoom óptico 24x200 por unos 1.000 euros. Ambas de gran calidad separadas por el precio y como es lógico por la calidad final de sus ficheros, que no es tanta. Si tenemos en cuenta que el teléfono de Sony de 1 pulgada cuesta unos 1.800 euros, vemos que la diferencia ya está sobre la mesa. 

Estamos en un momento de transición, ralentizada por la pandemia. Así que de momento, los dos factores que nos tienen que llevar a elegir son el precio y las motivaciones del tipo de fotografía que deseamos hacer. ¿Casi profesional o de alta calidad? ¿O fotografía de calidad pero automática?

Cada vez más los fotógrafos utilizamos para ciertos momentos el móvil, pero para los viajes nos llevamos o las reflex o las compactas de alta calidad. 



Para sobrevivir, tampoco el tamaño importa


Tampoco el tamaño importa cuando hablamos de la vida paseante por la vida. Somos diminutos pero no lo sabemos, somos microscópicos para los que nos rodean desde otros espacios. Nuestro tamaño depende del tamaño del que nos observa.

La ventaja de no saberlo, es que así no nos sentimos tristes ante la incapacidad para resolver las realidades que no nos gustan.

Pero tranquilos, que tampoco nadie nos va a sacar del entuerto. Todos preferimos seguir siendo felices en el engaño. Yo soy el más pequeño de todos vosotros.

Esta señora mayor era niña cuando le hablaron del futuro


Los mundos distópicos, indeseables, solo existen en nuestra imaginación. Si algún día vienen, lo harán con la misma apariencia que los actuales. Nada es más peligroso que el mal disfrazado de normalidad. 

Pero si vinieran, siempre nos comportaríamos de la forma más normal posible, pues no será de repente, sino por decantamiento, poco a poco, para darnos tiempo a la adaptación y dejarnos atados de pies y manos. 

Esta señora era una niña cuando le empezaron a comentar que todo esto se estaba transformando. Y sonreía por entonces.



Cuando se cambiaron los grises por los marrones, todo empezó a ser igual


Totalmente atravesado ante mi mirada, me retuvo unos instantes y aunque le pregunté el motivo de su fija mirada, no me quiso responder. Igual sería por ser un madero.

Aun con todas, lo pillé desprevenido y me lo sustraje con la mirada de un tipo resuelto, tras plantarle cara, por si se me volvía y me arreaba. 

Un madero de colores puede ser capaz de cualquier cosa con tal de seguir sobresaliendo ante tanto gris. 

Es muy cómodo dejarse engañar. Y agradecido


No hay que engañarse, no es necesario, pues simplemente ya venimos engañados de fábrica y nos continuan engañando un poco todos los días. Poco, levemente para no levantar sospechas. Pero sin darnos cuenta, nos convertimos en especies incapaces de salir de la cueva de las mentiras prefabricadas para nosotros. Es muy cómodo dejarse engañar.

¿Quien dijo que no se puede picotear bien en Valencia?


Picotear es darle al pico, es picar, es saborear con el pico lo que te vas encontrando en tus viajes. En Valencia también se puede picotear bien, ya lo creo, y si hay duda, preguntarle a este cuervo valenciano. El Arte del picotea se da en muchas ciudades, incluso en la Capital de la Paella.

Una ventana son muchas posibilidades


Una ventana puede ser muchas cosas. Incluso puede ser la zona en donde se asomaban judíos, árabes o cristianos en la Murcia vieja. Una ventana son muchas posibilidades. Todas las que quieras imaginarte.