O eres cazador o eres presa caída en la trampa


Hay muchas formas de cazar, y las mismas de ser cazado. Por cada cazador hay al menos una presa al día, así que en esta vida lo deberíamos tener claro todos. O somos cazadores o somos presas. Ya, ya, es muy duro esto, pero lo curioso es que aunque no nos lo creamos, es imposible estar a medio camino. No se peude ser "nada de eso". Si acaso un poco de cazador a días y un bastante de presa en el resto del tiempo.