Usos de cardo borriquero, además de pinchar


Un cardo de no comer y de pinchar, resulta tan hermoso como cualquier otra plante curiosa, pero teniendo cuidado de no apretar la mano cuando la acariciamos. Se llama también Alcachofa borriquera, Manto de Judas o Toba, para disimular con el nombre más conocido: Cardo Borriquero.

Pero siendo una planta salvaje que no requiere cuidados y la despreciamos, se pueden usar tanto las hojas, como las raíces y los tallos para combatir las enfermedades y problemas del hígado; y los frutos, al contener histamina y tiroidina, son un buen remedio para controlar la presión aquellos que la tengan baja.

Sus flores moradas cuando es el tiempo de mostrarse en su esplendor son muy hermosas, antes de secarse y dejarnos estos capullos tan punzantes. Y s te decides plantarla en tu jardín, recuerda que aguanta muy bien el frío, llegando a soportar hasta 8 grados bajo cero como si no tuviera frío.

Antiguamente, cuando no teníamos farmacias debajo casa, se usaba como diurético, estomacal, estimulante y hipotensor, así como antiséptico cutáneo y para dermatitis, quemaduras, eczemas, heridas y llagas. Y ahora lo odiamos, así que estará muy cabreado.

Y además los tallos tiernos verdes se preparan como espárragos cocidos y con una salsa. Incluso las semillas proporcionan un aceite que se usaba antiguamente para cocinar y las hojas peladas se cocinan como verdura muy similar a las borrajas y las raíces tiernas pueden hervirse y servirse con manteca.

El polen se ha usado para reemplazar o adulterar el azafrán y el zumo fermentado de sus tallos verdes se empleaba para animar las fiestas y los carnavales como un pequeño alucinógeno. Luego su cabreo por ser insultado tiene sus razones, y debemos respetarlo más por los ribazos, para que siga viviendo de sus recuerdos.