Suavemente llenando el vacío con sus blancos rosados


Suavemente ofreciendo belleza de forma sutil pues sabe que no depende de las estridencias para que se te queden mirando y entiendan que llenar los vacíos es muy complicado y que con suavidad también se puede lograr. Era una simple flor de otoño que se había espigado buscando el sol que ya fallaba.