Escorchón, raspazo, desolladura. Vamos, que te has dejado la piel


Cualquier avería en una pared termina escorchándose, que para quien no lo sepa es formándose escorchones que van en aumento. Así mucho más claro ¿no? ¿Que ahora no sabemos lo que es un escorchón? Pues una desolladura, un raspazo fuerte en la piel, un dejarse la piel por algo o por alguien. El caso es que sucede como con las patatas fritas, que todo es empezar. O lo reparas o es un sin vivir. No hay quien pare. Toca arreglar los escorchones más pronto que tarde. Aunque los enmarquemos.