Una ciudad verde es siempre más humana, más animal


Sol y Sombra, contrastes incluso a la hora de pasear. Calor y Frío. Luz y Oscuridad. Las ciudades humanas necesitan árboles de sombra en verano, espacios naturales que les sirvan de paraguas, hojas verdes que les pinten de color las calles. Entre los árboles habitan los pájaros de ruido fino, pero es que en las ciudades necesitamos compensar el ruido de los coches. Una ciudad verde es siempre menos ciudad y más humana.