La importancia de mostrar nuestras fotografías en las Redes Sociales


Hay una eterna duda que se convierte en pregunta entre los fotógrafos que hoy somos ya miles o cientos de miles. ¿Cubre las expectativas de lo que nos gusta hacer y mostrar, que vean nuestras fotografías en Redes Sociales? ¿Es importante que nos vean, que observen nuestras fotografías o es más importante que nosotros estemos contentos con el trabajo que hacemos? ¿Dónde está el número mínimo de visitas a nuestras Redes Sociales, para entender que merece seguir con nuestro portafolio fotográfico? 

En la misma medida en que aumentan y mucho las personas que cuelgan sus fotografías en decenas de espacios, de Redes o en miles de Blog personales, se va dividiendo la atención prestada, el número de visitas, las interactuaciones de nuestros trabajos fotográficos con los espectadores. Es lógico, es normal. No siempre es sencillo revertir esto.

La primera pregunta sería fácil: ¿Para qué hacemos fotografías? Y la respuesta personal de cada uno de nosotros, como también es muy sencilla ya nos abre el primer paso de lo que debemos esperar de nuestro trabajo fotográfico.

Para qué y para quién. Si las imágenes las hacemos para nosotros tenemos medio camino resuelto pues tenemos total libertad para hacer las fotografías que nos salgan desde dentro. Nos tienen que gustar a nosotros, solo a nosotros. Y si luego encontramos a alguien más, pues miel sobre hojuelas.

Grandes páginas de alta calidad fotográfica, con años de trabajo investigando y recopilando trabajos de fotografía han tenido que cerrar en internet por cansancio, por bajada de lectores, por falta de rentabilidad. 

No se trata de nombrar a ninguna, alguna en castellano con un trabajo muy interesante. Si nos fijamos en estos cierres de blog o de páginas, nos entrará el pesimismo. 

Pero por otra parte la fotografía siempre ha sido un ejercicio "para enseñar" y como muestra tenemos los pases de diapositivas, pesados y a veces aburridos con los que castigábamos a quien se acercara hace unos años a merendar a casa. 

Fotografiamos para disfrutar de la contemplación… y para enseñarlo.

Así que sigamos fotografiando, sigamos ensañando nuestras imágenes… y no nos preocupemos mucho del número de espectadores. ¿Son muchos o muy pocos tener 50 visitas todos los días? Pues depende. Pon tú mismo el listón y actúa. Y sé distinto, diferente y explicativo. Y si te gusta, sigue.