Yo prefiero intentar multiplicar como mucho. Dividir nunca


La multiplicación es algo que no siempre podemos controlar. La suma sí, es más lenta, más suave, podemos pararla. Pero la multiplicación cuando se hace se descontrola. Y con la división sucede otra situación extraña. Si divides números enteros pueden salirte decimales que no siempre son del agrado de todos. En el resto de opciones si sumas, restas o multiplicas números enteros de personas, siempre te salen números enteros de personas. Pero en la división ya…, no…, no controlas. Por eso yo prefiero intentar multiplicar como mucho.