¿Quién dijo que un cementerio solo sirve para enterrar a los muertos?


Esto es un cementerio, pues los ingleses en sus ciudades hacían los cementerios donde les venía en gana, muchas veces alrededor de sus iglesias en el centro de sus ciudades. Hoy son plazas públicas, cementerios con sus lápidas y sus cadáveres enterrados entre los bancos en donde van los vecinos a leer libros o a escuchar el silencio. Son siempre, eso sí, lugares muy limpios, con mucha calma y rodeados de edificios y de árboles. ¿Quién dijo que un cementerio solo sirve para enterrar a los muertos? En este caso el que podemos contemplar es la entrada de uno de ellos en la ciudad de Birmingham.