Nueve listones en nueve marcos para nueve miradas


Si somos capaces de fotografiarlos, también podemos ser capaces de colgarlos en la pared, incluso en un blog de fotografía. Aunque suenen a barbaridad. ¿Suenan los maderos? No sé, pero hacen curioso.