Anormalmente reclavados para nada



Anormalmente clavados.  

Reclavados y remachados. 

Gentiles formas de quedar clavado. 

Madera sufrida que todo lo aguanta. 

Templada madera vieja que no se queja. 

No sabe. 

Son simplemente huellas del paso del hombre. 

Y la madera callada.