¿Y para qué sirve el orden? ¿Sólo para desordenarlo?



El orden queda precioso, estéticamente irreprochable. ¿Pero… sirve para algo más que para desordenarlo? En cuando el orden es utilizado se desordena. Y ya nadie recuerda el orden anterior.