Paulina Aleshkina fotografía unas manos


De su serie "Manos" de la joven fotógrafa zaragozana Paulina Aleshkina dejamos este ejemplo de la plasticidad que unas simples manos ofrecen para retratar a una persona. No es necesario saber quien es, simplemente con sus gestos, sus pieles detectamos lo suficiente como para intentar adivinar de quien se podría tratar, no con nombre, sino con sensación de trabajo, de incluso análisis psicológico de la persona.

Las manos son plasticidad, son identidad escondida pero claramente fotográfica. Sobre todo si son en blanco y negro.