En Arte lo importante no es enseñar todo, sino saber elegir la parte


Escapemos de las formas cuadradas o convirtámoslas en rombos, metamos círculos, formas que se abren y se cierran, estructuras que no tengan continuidad, que parezcan una cosa y que en realidad sean otras. 

Busquemos los contrastes para dar formas, enmarquemos, seleccionemos lo que nos guste y ofrezcamos solo una parte.

Engañémonos a nosotros mismos, para poder engañar a los demás. Si estamos convencidos de nuestro engaño, lograremos engañar a los demás.