Un canto es el límite donde todo dobla o se acaba


Los cantos tiene un encanto especial. No cantas, simplemente se pronuncian, hablan. Un canto es el final o la vuelta, el inicio o la señal de alarma.

Cuando los cantos están abiertos son pequeñas ventanas por las que asomarse a los interiores, pero ojo, entonces se suelen quedar abierto los los ventanales y ya no son capaces de sujetar como antes.

Un canto que no sujeta ya no es un canto, es simplemente un final. Otra categoría que no sirve para lo mismo.