Nos gusta freír a los humanos. ¿Somos humanos o lo parecemos?


Los únicos que jodemos a los humanos somos los humanos. Los únicos depredadores de los humanos son otros humanos. Y para ello mordemos, gritamos, encerramos, castigamos o nos tiramos al cuello para torturarles. 

Los humanos son nuestros enemigos y además disimulando hablando de humanismo cuando no directamente de espíritu religioso y de amor al hombre. 

Es decir… además de ser unos depredadores, somos unos cínicos jilipollas, pues somos mútuamente depredadores. Hoy por ti, mañana por mí.