Los gatos estampados contra la pared


Un gato siempre es un gato, aunque esté contra la pared esperando poder bajar al suelo. Un gato es siempre un icono y si está cabreado es un gato peligroso pues puede defenderse de la pared de colores. Los gatos pueden ser muy amables o muy ariscos, igual que las personas.