Un músico alemán que respetaba a los pájaros


La música es Arte y si es callejera es Street Art tan efímera como una pintada en un muro o el poema de un trovador. Este señor estaba en Alemania recreando en un parque el momento; allí donde no eran capaces de llegar los pájaros tal vez entumecidas por el frío de un marzo tonto. 

Todos estaban de acuerdo, aquella esquina era del músico y el reto del parque era de los pájaros. Y todos se respetaban. Si nos fijamos en los detalles el de las pinzas de tender ropa para separar las partituras es de lo más hermoso que he visto junto a la cajita para recoger su sueldo.