Retener al espectador un tiempo mas largo es importante


Sorprendernos al mirar nos lleva a volver a mirar. Si algo nos hace dudar, no es pasajero, nos vuelve a la duda y a que le prestemos un poco más de atención. Si se sale de lo habitual, no lo admitimos en ese microsegundo de la normalidad, entendemos que no es lo que esperábamos e intentamos entenderlo. Lo estamos viendo bien, es que simplemente el objeto se nos está mostrando mal. Pero es una manera de atrapar al espectador, de retenerlo algún tiempo más.