¿Nosotros somos el reflejo de alguien? ¿Nosotros somos nosotros?


Todos los reflejos son iguales, sorprendentes y distorsionadores de la verdad. Es decir, si nosotros nos vemos reflejados no somos nosotros sino nuestra mentira.

Estas mentiras llenas de colores son de New York, así que todavía nos las tenemos que creer menos, pues son de muy lejos. Aunque parezcan tan rectas como en cualquier lugar del mundo.

Ver lo reflejado es no ver lo real, lo que contiene la verdad, el lienzo sobre el que se refleja lo de enfrente. Pero si te das la vuelta verás reflejado el edificio que sirve de lienzo, sobre el edificio reflejado en el lienzo de enfrente. No somos nada, todo es cuestión de cambiar el punto de vista, de girarnos un poco.