Las paredes son color, formas, palabras, sueños


Con las paredes también se puede escribir, crear grafismos, casi morse. Palito, puntito, puntito, puntito, palito. 

Con la paredes se puede recordar, pues fueron contenedores de sueños, de vivencias, de tiempos y espacios vitales.

Con las paredes se puede aprender a contemplar en silencio que todos somos cáscaras de sustancias que vamos perdiendo hasta quedarnos secos. Aunque durante unos años nos quedará el color.