Valencia Vale. Y merece un paseo tranquilizador


A veces Valencia, si la dejamos colgada de la pared no parece Valencia. Todo depende de los encuadres. pero siempre Valencia merece la pena una visita. Para ver museos de arte contemporáneo, para ver iglesias y palacios, para ver parques y el mar, para tomar copas o para tomar una buena paella. Y además y también, para estar tranquilamente paseando. Valencia Vale.