Una abeja trabajando es la garantía de una buena despensa


Ya nos han advertido que sin las abejas no seríamos nada de nada, que su trabajo de polinización es imprescindible para podernos alimentar. Así que hay que mimarlas, no molestarlas mucho y cuando las veamos hacer su trabajo de polinización entre las flores dejarlas seguir trabajando pues lo hacen por nuestro bien. Hay muchos insectos sin los que no podríamos vivir igual, las cochinillas son otros que ayudan a combatir plagas en árboles. Toda la naturaleza está engranada.