Ya está preparada la primavera. Nos lo dicen las flores


Ya está preparada, la flor está preparada para que lleguen las abejas o las avispas y la fecunden. Os voy a decir un secreto, como tengo pocos árboles les ayudo con un pincel, pero eso no se lo digamos a las abejas para que no se sientan inútiles, ellas no me han visto. Todo está preparado para la primavera. O casi todo. Nosotros no tanto pues no podemos florecer fuera de nuestros hogares. Todavía no y no sabemos hasta cuándo. Los bichos que no vemos nos quieren contagiar, y eso sería lo mínimo si no fuera porque nos matan las reacciones. Ya vienen los rosas y los pistilos, pero nosotros los seguiremos —de momento— mirando desde la nostalgia.