Enganches feos en una pared fea. O no, vete a saber


¿Qué es la fealdad? No está escrito ni hay normas. Algo es feo porque lo sentimos diferente a lo que ya nos hemos ido estableciendo. Nos parece incluso desagradable a la vista y no queremos hacer un esfuerzo adicional para saber si realmente es feo o simplemente es diferente.

La belleza va de modas. Lo feo hoy podría ser maravillosamente elegante hace siglos y al revés. De modas y de distancias. Cuando hace décadas observábamos en libros de Geografía a las tribus africanas con anillos metálicos colgados de la nariz nos parecía horroroso y un desatino. ¿Y no les hace daño? Hoy muchos vecinos nuestros, modernos y jóvenes, ya saben que eso es posible llevarlo colgando, pues es… moda.

Los hierros de arriba nadie se los pondría vete a saber en qué parte. O sí, depende del siglo. Pero de entrada nos parecen feos, horrorosos más bien. Y tal vez por eso los estamos mirando. Por ser tan feos.