Capullos vegetales de hojas sin nacer


Sigamos viendo la naturaleza como ese nido de pequeños milagros que nos puede sorprender a poco que nos acerquemos a contemplar su fuerza de vida. Son capaces de romper los envoltorios, empleando simplemente la tenacidad lenta, la paciencia y el poco a poco.