A veces dos paredes son más que una sola pared


Una pared rota es siempre una pared vieja, usada, utilizada en exceso. Una obra enmarcada es siempre una obra dispuesta a ser colgada en la pared, aunque sea otra pared. Tener una pared dentro de una pared puede ser una tontería. Hay tantas idioteces que se cuelgan de cualquier espacio que una más puede pasara desapercibida. Todo depende de las formas, de las luces y sombras, de lo bien o mal que sepamos elegir el contraste. Dos paredes puede que sean más que una sola pared.