La casa chipiada de una araña cabreada


Cuando una vivienda se chipia de agua y se empieza a calar en su interior, nada como el sol y saber esperar. No hay muchos más. Bueno, sí, limpiar, sacar el agua con pozales, pero eso se sobrentiende. Una araña no tiene pozales, y eso se nota, solo le queda comprobar el desastre y esperar a que escampe. No hay otra.