La cultura espera. Nosotros esperamos. Todos nos necesitamos


Sé que estás esperando, que llevo muchos meses sin verte, como a muchos y muchas de vosotras que formáis parte de la Cultura y el Arte, y que sabéis esperar mejores tiempos como hacemos los humanos débiles por ser sensibles. 

Nos toca aprender a esperar, no hay otro forma mejor para darnos ánimos, y mientras tanto hay que seguir pensando que la cultura merece la pena y es tan necesaria que incluso los prehistóricos de taparabos sabían emplearla para soñar.

Querida escalera, tú tranquila, volveremos pronto a vernos. Seguro.