¿Dónde se quedó el Licor 43 de esta casa?


A veces las puertas nos hablan, y esta podría podría estar diciéndonos que era la de un bar, un local de bebidas, un almacén, una peña de alguna localidad no muy grande o el espacio personal que se utilizaba como almacén de alguien al que le gustaba el Licor 43 con o sin hielo. No lo sabremos. Nos quedan los años y la edad muy clavados en la puerta a modo de señal.

¿Cuántas dudas y penas han entrado por esta puerta? ¿Cuántas han salido ya resueltas o peor miradas? Tampoco lo sabremos. hay días en los que no somos capaces de saber nada nuevo.


Nota.: Imagen de Luis Iribarren de sus viajes aragoneses. A veces va a buscar Aragón a lugares tan lejanos que yo creo que están fuera incluso del planeta, donde no se puede ni salir a la calle del calor que hace.