También las maderas necesitan ponerse tiritas


También las maderas necesitan ponerse tiritas y par muestra la edad y sus brillos apagados tras las enfermedades. Todos somos finitos, incluso las puertas de madera de verdad.