Ya estamos dentro del mundo irreal que nos advirtieron

Ante un mundo irreal nada hay mejor que empezar a verlo ya irreal, acostumbrarnos a que todo puede suceder, incluso que nos doblemos ante la realidad nueva. ¿Quién nos podía decir ahora hace un año que no podríamos ir a la playa? ¿Qué todo estaría mediatizado por un bicho que ni está vivo ni está muerto? ¿Que no podríamos fumar por la calle? ¿Que se nos morirían nuestros padres sin podernos despedir de ellos?