Y nos lo creíamos todo pues lo sabían decir muy bien

Y se hizo el amarillo, todo se convirtió en amarillo apestado, en amarillo negocio, en deslumbrante mentira donde todos caíamos prendados de su hermoso brillo. 

Y nos quedamos contentos de que otros pensaran por nosotros y decidieran que el amarillo era un color hermoso para seguir viviendo entre las inmundicias. 

Incluso nos aseguraron que el amarillo por sí solo tapa los malos olores de las basuras escondidas. Y nos lo creíamos todo.

Ellos seguían instalados en el arco iris de todos los colores. Incluso dicen que ellos mismos huyen del amarillo no se vayan a contaminar.