Nos rascamos y sale pus. Igual es que estamos heridos


Estamos llenos de roturas, parecemos escombros, las heridas se profundizan mientras nosotros nos seguimos rascando pues el picor social aumenta. Pero tranquilos todos, no nos pensamos morir de esto sin que antes empecemos a sangrar y de momento solo se ve el pus de la herida sin curar. Aunque los agoreros dicen que todo es cuestión de tiempo. Están tontos.