Mi carro y Jardinero eran compañeros de trabajo. Hoy no están

Mi carro muerto nos esperaba junto al cementerio de carros una mejor labor que simplemente dormitar. En los pueblos al menos antes, había cementerio de carros para descansar tras tantos años dejándose arrastrar por los animales. 

Mi burro era muy burro y se llamaba Jardinero. Negro con alguna macha gris, era amable y obediente pero con carácter cuando le salía de la cola. 

El carro y Jardinero eran compañeros de trabajo.