Gané amarillos, perdí detalles y formas

Entendí que al envolver algo que no tenía un sentido claro y útil se convertía en otra cosa sin sentido. Pero diferente. 

Lo malo es que una vez envuelto ya no existía el objeto sin envolver. 

En este caso la transformación era ya para… para mucho tiempo. 

Gané en color, perdí en formas.