En el fondo de la taza, quedan los posos de la vida agotada

Siempre al fondo está lo distinto, lo atrevido, el poso de la vida que se está quedando fuera. 

Todo lo que nos rodea puede ser repetitivo, pero en el fondo de la taza de la vida van quedando los posos que nos han ido acompañando.