Ahora es blando y suave, bello. En poco tiempo será áspero, duro y seco.


Curiosamente la vida siempre empieza por unas formas redondeada, casi circulares suaves y sin aristas. Luego le vamos añadiendo detalles, esquinas, genios, formas… y empezamos a cambiar a peor lo que había empezado de forma suave. Es la vida.


Esto será una judía con chorizo, pero de momento en un inicio de vida. Ahora es bello, luego será sabroso pero lo tendremos que pasar por líquidos y calor para ablandando y hacerlo válido. Se habrá convertido en algo seco, duro, áspero. Es la vida.