No es lo que es, sino lo que creemos ver nosotros


A veces un simple gesto nos puede engañar, un simple recorte nos puede cambiar la impresión real, deja de ser papel roto para tal vez ser otra cosa. Ya no es lo que es, sino lo que creemos ver nosotros.