El azul es el color que a poco que te pases, ya no puedes corregir


El azul si lo inunda lo inunda en demasía. No deja que entre ya casi ningún otro color. Todo tiene azul, aunque el color que más se gasta es el amarillo, el que más se utiliza para dar cama al resto. Pero el azul si te pasas ya no puedes hacerte con el resultado. El azul es espectacular, pero peligroso.