Al final del túnel siempre está la luz o la pared

Al final del túnel siempre está la luz o la pared. No hay alternativa. Pero hasta que no llegas al final no lo puedes asegurar. 

El grosor del túnel es lo de menos, eso es tan relativo como el tamaño de quien se mete dentro del túnel.