A veces el tamaño sí importa. 1411 es un ejemplo

El 1411 es un número como otro cualquiera, pero en algunos carteles suena a hermoso, a curioso o raro. Parece un año más que el número de un edificio en una calle, pero a veces el tamaño sí importa.