Tomé una parte de la parte, y comprendí que una parte era poco

Tomé una parte de la parte, y comprendí que una parte era poco. Pero tomar todo era arrancarlo de su lugar, y yo no estaba para eso, sino para cazar colores. El potente verde me atrapó y dejé que se me llevara a su terrenos. Todos seguimos nuestros caminos sin tocarnos.