Si tienes que doblar la rodilla que sea para recogerte

Mi (tú) obligación es no agacharme, es cuestión de formación. Pero a veces las fuerzas dudas. 

Así que si nos aprietan en la frente, hay que mirar hacia otro lado, seguir convencido de que la obligación es permanecer de pie y volver a pelear. 

Estos muñequitos están agachados por que así los quiso ver el artista, pero yo creo que simplemente están recogidos, que es otra manera de ponerse a pensar.

Si tienes que doblar la rodilla, que sea para recogerte sobre ti mismo, nunca para esconderte.