¿Quién vigila el Arte de los Museos en las noches de tormenta?

Entre las Tinieblas de un Museo de Bilbao logré atrapar el techo de los murciélagos pero no vi ninguno de ellos. ¿Quién vigila el Arte de los Museos en las noches de tormenta? Posiblemente las almas de otros artistas que saben que las formas y los colores se pueden escapar a poco que no haya espectadores observando su quietud. ¿Y en las noches de NO tormenta?